lunes, 15 de diciembre de 2008

Las experiencias dejan enseñanzas

Ayer sin más, aprovechando un pequeño rato de ocio, muy dificil en mi vida, se acercó mi hija, que miraba como estaba comodando una enorme cantidad de fotos, que vagaban anónimas por la pc, y me dijo si la ayudaba a armar un fotolog.
Vaya desafio!!. Por cierto, que solo de oidas había escuchado sobre tal. Pero lo cierto, que nada sabía sobre él. La moda actual de los jovénes adolescentes (mi hija esta incluida) es pertenecer a un grupo e identificarse por un fotolog. La otra consigna es postear la mayor cantidad de fotos, lograr la mayor cantidad de firmas y entonces pertenecer, estar "cool" en el grupo social al que pertenezca. Bien, creo que era el momento de comenzar a hacer las experiencias correspondientes para poder guiar al futuro usuario. No se me ocurrió mejor idea que abrir uno. Al experimentar en el mismo y realizar los pasos necesarios para abrirlo fueron apareciendo las sorpresas. Lo tan gratuito no lo era, la publicidad aparecía por todos lados y el signo dolar por todos los otros. El programa esta diseñado de tal forma, que es sumamente adictivo para los adolescentes y fácil para que pierdan sus ahorros y lo "gastén " en comprar todas las "bonanzas del mismo", para así poder cada vez poder poster más fotos y nunca parar. Para cada cosa que se quisiera realizar había que pagar (ya fuera para diseñar la página o para subir seis fotos por día). Gastar el dinero para el fotolog, es fácil, solo con enviar un sms desde el celular, se débita del importe del mismo y se "compra el sistema para operar." El que no quiere acceder a abonar, solo le queda la posibilidad de postear una foto por día, con lo cual, si tiene la constancia de hacerlo cada día solo logrará la paúperrima opción de subir 365 fotos, si tiene suerte y no muere en el intento, pues hay saturación en las subidas gratuita, con lo cual quizas a las tres de la mañana lo logré. Después de analizar todo esto el "sueño de tener el fotolog" se desvaneció. Indudablemente lo que hay para reflexionar aquí son varias cosas. En primer lugar como la publicidad y el motivar el consumismo y generar adicción se apuntan hacia los sectores más vulnerables como son los adolescentes. Por otro lado como los medios de comunicación ocultan estos aspectos y fomentan estas adicciones como por ejemplo programas "mañanas informales" que dió espacios exagerados a las famosas tribus urbanas, exacerbando "la inclusión o exclusión de los jovénes a partir de tener o no fotolog y de ser famoso o no por la recolección de firmas.
Indudablemente la última reflexión que me quedó flotando fue el pensar la importancia de estar de un adulto en estos temas.Mucho hablamos con mi hija sobre esto y pudo ver el "negocio" que hay detras, más allá de la comunicación o el " pertencer". Lograr eso, el espíritu crítico de quién consume, fué misión cumplida. Nina

1 comentario:

F. Fabian dijo...

Pero hay fotologs gratis!!!