sábado, 19 de diciembre de 2009

CUANDO LA ANARQUIA REINA, AÚN HAY REMANSO PARA LA REFLEXIÓN

Editorial Del Periodista Gustavo Pérez Ruiz de LT 35 Radio Pergamino emitido el

Sábado 12 de diciembre a las 8,30hs por la AM 1540.



PERDON Y GRACIAS



Perdón Fernando, Gabriela, Candelaria, Maria del pilar…



Perdón porque el derecho a la vida dejo de ser el principal derecho humano.



Perdón porque lo que les paso es la metáfora mas trágica del país en que vivimos.



Perdón porque el estado somos todos pero esta en manos de irresponsables, incapaces y corruptos.



Perdón porque el que debió desmalezar y mantener la banquina no lo hizo.



Perdón porque el que debió demarcar y señalizar no lo hizo.



Perdón porque el que debió licitar, adjudicar y repavimentar no lo hizo.



Perdón porque el que debió escuchar e informar las llamadas de emergencia no lo hizo.



Perdón porque los que debieron rastrillar no lo hicieron o lo hicieron pésimo.



Perdón por los que debieron investigar hipótesis válidas, científicas y serias y terminaron tejiendo macabras novelas, perversas fantasías, teorías sicópatas, creando monstruos irracionales, disparates absurdos, calumnias e injurias para seres que hoy ya no están para defender su buen nombre y honor.



Perdón porque después de 24 días, un viaje común, un accidente (al parecer) común, de una familia típica común, terminó siendo el mas impune, injusto y vergonzo canibalismo mediático, político e institucional.



Perdón Fernando, Gabriela, Candelaria , y Maria del Pilar, porque mientras ustedes sufrían el delictivo abandono de personas, y sus familiares penaban por su aparición con vida, todos nos veíamos en el espejo menos simpático, menos agradable, ese que nos deja en el desamparo de la verdad desnuda, de las conciencias a la intemperie buscando un porqué, cuya respuesta no queremos asumir.



Perdón porque esa respuesta es que somos lo que toleramos, sufrimos lo que no prevenimos, no ejercemos el poder de la rebeldía pacifica y democrática, permitimos lo que no queremos, no organizamos con coraje el no ético, el freno moral, a tantas injusticias repetidas.



Perdón, Fernando, Gabriela, Candelaria, Maria del Pilar….



No quisiera ser pesimista y regalarle el idealismo romántico constructivo que nos ayuda a “creer” que esto va a cambiar a los destructores de esperanzas. Espero que haya un antes y un después de “los Pomar”. Que la muerte de ustedes no sea en vano. Que enseñe, Que deje lecciones. Que resignifique el valor de la verdad y la justicia. Que sacuda la moral y la ética de todos.



Pero ha sido tanto el dolor, la indignación, la impotencia, la angustia de éstas dramáticas jornadas!



Pero ha sido tanta la crueldad, la inoperancia, la negligencia, la ineficiencia, la imprevisión, la mentira descarada, el cinismo, la hipocresía, la manipulación política, el escándalo, la vergüenza, el sensacionalismo amarillista, la falta de respeto!



Perdón Fernando, Gabriela, Candelaria y Maria del Pilar… Perdón y Gracias. Porque de vez en cuando el extremo limite del dolor de la perdida, es lo único que nos hace pensar, sentir, y saber que estamos en una profunda crisis del deber, que pone en crisis terminal al derecho. Cuando no se hace lo que se debe, se pierde lo que por derecho nos corresponde.



Perdón y gracias. Descansen en paz. Aquí seguiremos soñando, luchando y esperando que el hombre deje de ser el lobo del hombre.

2 comentarios:

F. Fabian S. dijo...

Uf...muy bueno!

Nina Norma dijo...

y viste, el tiempo paso y la familia sigue pidiendo respuestas y los medios de comunicación que tanto se "ocuparon", ¿ahora donde están?